jueves, 30 de octubre de 2008

Un cuento de negocios

El tiempo perdido no se recupera nunca y cuando decimos que tenemos tiempo de sobra descubrimos que siempre nos falta tiempo…

Benjamín Franklin



…Esta sabia frase encierra una realidad que muy pocas personas llegan a comprender y a aplicar.
El tiempo que creemos tener de sobra a veces lo mal gastamos en actitudes que por la misma razón no son del todo acertadas para hacer un bien; sucede lo contrario y terminamos creándonos un mal habito, o haciéndonos malas personas.
Pero ese no es precisamente el punto de la lectura: “La historia detrás de un cuento de negocios”, este relato habla acerca de lo que se quiere lograr en determinado tiempo tomando en cuenta algo muy importante ¿cómo lograrlo y bajo qué medios?
Este cuento nos demuestra de una manera diferente cómo lograr el triunfo de las personas ocupando la mayor parte del tiempo de tu vida y quizá te preguntes ¿esforzarte toda tu vida para que finalmente logres el triunfo? Como es que existan personas que en muy poco tiempo y a una corta edad logran felizmente este triunfo.
Aquí el misterio que encierra esta lectura y que logré entender, porqué es mejor alcanzar el triunfo y el verdadero éxito aunque tardes mas tiempo, pero haciéndolo bien con HONESTIDAD y haciendo lo correcto, ya que si te apresuras por querer lograr algo rápido y deshonesto finalmente se descubre que tipo de persona eres: los no éticos se vuelven ricos en poco tiempo pero también con el paso del tiempo son descubiertos y reconocidos como deshonestos, corruptos y fraudulentos, haciéndolos perder no solo su estabilidad económica sino su prestigio.
Esta historia nos habla acerca de un personaje que desde pequeño le enseñan a no mentir, a dar la cara, a actuar con honestidad, a hablar claro y que esa misma ética, es quien lo ayuda finalmente a conseguir el verdadero éxito.
Esta interesante historia nos habla acerca de lo que le sucede a Edgar que siendo apenas un niño, gracias a un ser extraño e invisible para la demás gente, logra hacer siempre el bien y lo correcto en toda su vida, y; a pesar de que, a veces se desesperaba por hacer siempre el bien, termina dándose cuenta porque ese ser extraño llamado “Ari” se preocupo porque él hiciera el bien.
Ari es un conejo gigante, con orejas y patas enormes que cierto día descubrió Edgar, (iban en la parte trasera del auto de la madre de Edgar) la cual iba manejando a una velocidad excesiva, fue en este momento cuando Ari, el conejo, le pidió a Edgar que le dijera a su madre que bajara la velocidad, y así fue, Edgar le pidió a su madre que manejara mas despacio, pero su madre contesto que si bajaba la velocidad llegarían tarde a la iglesia.
Con todo y esa respuesta Edgar insistió en que su madre hiciera lo correcto. Otra experiencia fue cuando su madre accidentalmente guardaba en su auto una caja de jabón que no pago. Al principio se creyó con suerte, pero termino pagando el jabón en la caja de la tienda gracias a la insistencia de su hijo Edgar el cual “movido” a pataditas por Ari convenció a su madre de que estaba haciendo lo correcto al pagar el jabón.
Y así pasa el tiempo haciendo siempre lo correcto a veces en contra de su propia voluntad pero movido por la insistencia del conejo Ari.
En la escuela lograba sus calificaciones de manera honesta y legal, mientras que sus amigos: Drew, Steve y Heather lo hacían plagiando, copiando o hasta pagando, para obtener una alta calificación, esto provoco el reconocimiento de estos tres, aunque claro sólo ellos sabían los medios y el tiempo que le destinaban a la ocupación de sus trabajos. Mientras que Edgar sólo obtenía notas regulares y ningún reconocimiento.
Lo mismo sucede al entrar a la universidad, Drew, Steve y Heather, gracias a su astucia y a la gran habilidad para obtener altas calificaciones plagiando trabajos y robándose las claves mnemotécnicas logran obtener becas y reconocimiento de sus profesores, en tanto que Edgar solo tiene media beca, estudiaba con dificultad debido a que trabajaba en una caseta de cobro de carretera.
Concluyen la carrera universitaria, los tres amigos se encuentran muy solicitados por empresas de prestigio y Edgar sólo se dedica a trabajar en la caseta de cobro. Se siente humillado, frustrado. No era más que un “profesionista desempleado”, se tenia mucho coraje por haber hecho siempre lo correcto sin obtener triunfo alguno. Llego a sentir también coraje hacia Ari, el cual solo atinaba a decirle “algún día entenderás…”.
Un día llega su amigo Drew a la caseta de cobro en un auto muy elegante y de lujo, observo a Edgar de forma humillante y burlona, le dio una tarjeta de presentación para que entrara a trabajar a la misma empresa, Edgar agradece y rápidamente lo contacta. Queda contratado, pero el gusto tardo muy poco debido a que notó que los libros contables no presentaban las cifras reales, sino que estaban alteradas, a Edgar se le ocurre declarar esta situación ante el vicepresidente y al presidente pero la respuesta fue inesperada para Edgar: quedar despedido por no unirse al equipo de trabajo.
Luego de esto, regresa a la caseta de cobro, al poco tiempo es contratado por Steve y sucede lo mismo: encontró fraudes en la empresa y es despedido, por intentar ser ético y honesto.
Edgar siente que la vida se le va y que no ha hecho nada de provecho, mientras que sus amigos de escuela ya son unos importantes y reconocidos empresarios, gracias a todos los actos deshonestos e incorrectos, sus empresas triunfaban y eran ricos en tan poco tiempo.
Pero un día la empresa de su amigo Heather es descubierto por vender piezas en malas condiciones y se va a bancarrota, Edgar con lo poco que tiene logra iniciar su negocio y ser dueño de su propia empresa, con mucho trabajo logra destacarse y gracias a su integridad como persona y a que puso en practica sus valores morales de una manera transparente (a diferencia de sus amigos), crece y se vuelve un empresario reconocido y muy confiable.
Se casa con la persona de la cual estuvo enamorado toda su vida y es feliz y libre de conciencia.
En tanto que sus amigos terminan en la cárcel por fraude y con las empresas en bancarrota.
Ari finalmente ve su resultado y tranquilamente se aleja de Edgar puesto que su onjetivo si fue alcanzado.

CONCLUSIONES




· Todos quisiéramos tener un “Ari” o quizá todos lo tenemos pero no sentimos sus “patadas” cuando hacemos algo incorrecto.
· La honestidad es exigente pero a largo plazo tiene sus recompensas.
· A la falta de ética no solo viene la destrucción empresarial, sino personal.
· Quien es completamente ético, se encuentra libre de conciencia.
· Hacer lo correcto implica burlas por parte de los demás e implica más trabajo pero finalmente te presenta más oportunidades para llegar al éxito.
· La astucia mas la estrategia mas el no ser ético da como resultado un triunfo a corto plazo pero un fraude total a largo plazo.
· El campo de la ética se compara con un maratón el cual no importa llegar primero, sino saber hacer la carrera con honestidad.
· La honestidad no la tienes que ver como un valor, sino como una obligación.